Iglesia Bautista La gran Comision

Como Ser Salvo?

 


 


Hay un regalo para ti

… … así es, un regalo que Dios tiene para ti es la vida eterna.
¿Sabes qué hay después de la muerte? La Biblia nos dice lo que hay, nos dice que existe un Cielo y un Infierno, una recompensa eterna y un castigo eterno, y ante esto surge otra pregunta: ¿Estarías 100% seguro de que tu alma iría al cielo el día que mueras? Ciertamente no sabemos cuánto tiempo nos queda de vida, sabemos que nuestra vida en este mundo es pasajera, tal vez no sepamos el día en que dejemos de existir en este mundo, pero lo que si podemos saber, es donde vamos a pasar la eternidad, ¿cómo? La Biblia nos lo muestra.

Nuestro pensamiento siempre ha sido que los buenos van al cielo y que los malos al infierno, pero en realidad eso es falso, ¿por qué? Porque la Biblia nos dice que no hay nadie bueno, nadie puede ir al cielo por sus propios méritos u obras.

Como está escrito:
No hay justo, ni aun uno; No hay quien entienda.
No hay quien busque a Dios. Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles;
No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno.
(Romanos 3:10-12)

Dios conoce nuestros corazones y aunque moralmente nos consideremos buenas personas, para Dios no es así, todos hemos pecado en algún momento.

por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,
(Romanos 3:23)

Somos pecadores; pecado es quebrantar la Ley de Dios y hay un precio que tenemos que pagar:

Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.
(Romanos 6:23)

Muerte en la Biblia significa separación, existe una primera separación del alma y del cuerpo, y una segunda separación, y es del alma de Dios.

Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.
(Apocalipsis 21:8)

Nótese que habla de una “muerte segunda” que es la separación eterna del alma de Dios, de un “lago que arde con fuego y azufre” que es el infierno, y habla de “mentirosos”. A decir verdad, no creo que exista alguien que nunca haya dicho una mentira, aunque sea “chiquita”.
Esa mentira pequeña, ese pecado es lo que nos separa de Dios, sin embargo:

Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.
(Romanos 5:8)

Como se menciona en Romanos 6:23, la paga del pecado es muerte, es decir, merecemos la muerte espiritual, sin embargo Cristo tomó nuestro lugar y murió por nosotros, pero ¿todos nosotros iremos al cielo? ¿Quiénes van al cielo?

que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.
(Romanos 10:9-10)

porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.
(Rom 10:13)

No son los “buenos”, no son aquellos que “hacen buenas obras”, no son los que pertenezcan a cierta religión o aquellos estudiosos de la Biblia los que irán al cielo, la Biblia es clara: todo aquel que crea en Dios, en su palabra y en Jesús como único camino

Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo. Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.
(Hechos 4:11-12)

Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.
(Efesios 2:8-9)

Fe en Jesucristo es lo que necesitamos para ser salvos.

Si tú has comprendido que:

Todos somos pecadores delante de Dios y que,

Merecemos el castigo eterno

Más nuestra salvación es únicamente en Jesús

Y lo aceptamos como suficiente salvador,

Haz la siguiente oración:

 

“Señor, yo reconozco que he pecado, y que no merezco ir al Cielo por causa de mi pecado, pero ahora sé que el sacrificio de Jesús es suficiente para llevarme al Cielo. Me arrepiento y te pido perdón, Limpia mi corazón de todo mi pecado, lávame con tu sangre preciosa que derramaste en la cruz, te recibo en mi corazón y confío solo en ti para salvarme. Te pido esto en el nombre de Jesús. Amén.”

Si has recibido por fe al Señor Jesucristo en tu corazón, ya no estás bajo condenación:

De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.
(Juan 5:24)

Más a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;
(Juan 1:12)


Si recibiste a Cristo como tu salvador personal, te felicitamos pues sin duda has tomado la mejor desicion de tu vida, te invitamos a ponerte en contacto con nosotros
 

Iglesia Bautista La Gran Comision
Pastor JosuePalomino
4600 Swegle Rd Salem OR 97301
Tel. (503) 442-99-26
pastorpalomino@live.com.mx